Consejos para cuidar tu rostro en invierno

Nuestras novedades sobre medicina estética unisex Inicio / Noticias / Consejos para cuidar tu rostro en invierno

Consejos para cuidar tu rostro en invierno

Consejos para cuidar tu rostro en invierno

Te acercamos algunos consejos que debes tener en cuenta para cuidar tu rostro en invierno.

El invierno y las temperaturas frías son un respiro encantador del sol caliente de verano. Pero trae sus típicos problemas.

Si tu cutis es impecable, entonces, tal vez, podrías escapar de las garras malvadas del invierno. Pero las personas con piel grasa o muy seca no cuentan con esa suerte ya que las temperaturas frías causan estragos hasta con la mejor de las pieles.

Pero en esta oportunidad te contamos qué hacer para cuidar tu rostro de la mejor manera

Para obtener una piel de buen aspecto y saludable de forma casera siempre recomendamos realizarse tratamientos con profesionales de tanto en tanto, pero esto no significa que no debes cuidarte luego en tu casa.

Para que los resultados de los tratamientos realmente sean duraderos es necesario realizar un trabajo de mantenimiento a diario desde casa. Y si es tu caso que nunca te haz realizado ningún tipo de tratamiento, bueno, ¡nunca es tarde para cuidar tu rostro por primera vez!

Consejos esenciales para cuidar tu rostro del invierno 

Limpieza: lávese la cara entre dos y tres veces por día. Para cuidar de tu rostro debes limpiarlo de manera profunda. Preferentemente por la noche, antes de irte a dormir utilizar leche de limpieza para combatir la sequedad

Fregar: La limpieza debe ser integral, y parte de la rutina diaria para mantener el rostro joven y bello. En invierno, no se debe masajear de manera muy fuerte ni muchas veces por semanas ya que la piel suele estar mucho más sensible como consecuencia del frío.

Tonificar: si se trata de piel grasa, para cuidar el rostro durante el invierno se debe tonificar con mucho esmero y una mayor cantidad de veces que durante el verano.

Hidratar la piel: siempre se debe hidratar la piel, sea invierno o verano. En lugar de utilizar una crema fría y espesa, se puede elegir aceite de oliva extra virgen o aceite de almendras para hidratar la piel sin bloquear los poros.

Aplicar máscaras: para la piel seca, el invierno significa que se debe aplicar máscaras de hidratación. Se debe aplicar productos especialmente recomendados por profesionales ya que se dedican a estudiar la piel del paciente para recomendar la máscara que sea más útil en cada piel en específico.

Mantenerse hidratado el cuerpo: la piel seca pierde mucha humedad. Si se bebe mucha agua aún durante el invierno, se mantiene el cuerpo hidratado por lo tanto la piel también se hidrata y es una manera fácil de cuidar el rostro durante el invierno.

Aplicar protector solar: ¿de verdad? ¿Aún durante el invierno? Sí, aunque te parezca raro, y a pesar de que el sol parezca débil, siempre necesitas cuidarte contra él. Nunca te olvides de ponerte protector solar antes de salir.

Bañarse con agua tibia: puede sonar muy atractivo bañarse con agua muy caliente durante los días más fríos del año. Pero en realidad el agua extremadamente caliente seca la piel.

Evitar alimentos fritos: para cuidar la piel del rostro se debe evitar los alimentos pesados como fritos, y de alto contenido en azúcar ya que esto ejerce una mayor presión sobre su cuerpo para desviar la energía hacia la descomposición y la digestión olvidando otras funciones como ser el cuidado y producción de colágeno de la piel.